Pablo Pol Seijas

Notario de San Isidro

Calle Castro nº2 3º. San Isidro, Granadilla de Abona. Tenerife

Testamento de ciudadano extranjero

P: Estimado señor-señora. Dos amigos míos ingleses quieren hacer un testamento en España, ya que tienen una propiedad allí. ¿Tiene el testamento que ser hecho donde reside la propiedad? ¿Pueden traer una copia del testamento a Inglaterra para adjuntarla a sus testamentos ingleses?

R: Según el Código Civil de España, la ley que regula la sucesión de una persona es su ley nacional en el momento del fallecimiento. Por esta razón, su consulta versa más bien sobre Derecho Inglés que sobre Derecho Español, por lo que debería consultar con un abogado o ``solicitor´´ británico. No obstante, podemos adelantarle que la legislación inglesa establece el principio general de libertad de testar, y se remite a la ley del lugar donde se hallen situados los bienes hereditarios para resolver los conflictos materiales planteados por la sucesión. En consecuencia, sus amigos pueden hacer el testamento donde quieran, en Inglaterra o en España. El testamento puede incluir todos los bienes o, por el contrario, pueden hacerse dos testamentos, uno para los bienes situados en España y otro para los que se hallen en Inglaterra. De hecho, esta última es una fórmula bastante corriente por parte de los ciudadanos británicos residentes o con propiedades en España. Si otorgan ante notario español un testamento destinado exclusivamente a disponer de sus bienes en España, habrán de exponérselo así a su notario para que éste lo refleje con toda claridad en el testamento; y no sólo pueden perfectamente llevar una copia a Inglaterra para adjuntarla a sus testamentos ingleses, sino que además ello resultaría muy útil para conectar ambos testamentos y evitar problemas el día de mañana, bien por ignorarse la existencia de alguno de ellos, bien porque puedan existir dudas respecto de la revocación del testamento más antiguo por el más reciente.

 

Fuente: Consejo General del Notariado